Gertrud (Carl Theodor Dreyer, 1964) HD 720p Dual SE

Publica y encuentra enlaces p2p de filmes hasta 1980 en esta sección.
Responder
santi
Mensajes: 1047
Registrado: Vie 17 Ene, 2003 01:00

Gertrud (Carl Theodor Dreyer, 1964) HD 720p Dual SE

Mensaje por santi » Dom 28 Ago, 2016 20:26

Gertrud

Imagen

IMDB
Filmaffinity

Imagen

On the set
Spoiler: mostrar
Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Ficha artística (Filmaffinity)

Título original
Gertrud
Año
1964
Duración
116 min.
País
Dinamarca
Director
Carl Theodor Dreyer
Guión
Carl Theodor Dreyer (Obra: Hjalmar Soderberg)
Música
Jorgen Jersild
Fotografía
Henning Bendtsen (B&W)
Reparto
Nina Pens Rode, Bendt Rothe, Ebbe Rode, Baard Owe, Anna Malberg, Axel Strobye
Productora
Palladium Film
Género
Drama | Drama psicológico
Sinopsis
Gertrud es una mujer madura e idealista que busca el amor absoluto, con mayúsculas, pero sus experiencias sentimentales se ven siempre abocadas al fracaso. Decide separarse de su marido, un eminente político, porque él antepone el trabajo al amor. Se enamora de un joven músico que empieza a cosechar sus primeros éxitos, pero para él, que sólo piensa en sí mismo, Gertrud no es más que una aventura pasajera. Por otra parte, un antiguo novio poeta reaparece en su vida con la pretensión de que reanuden su antigua relación. (FILMAFFINITY)

Unos textos



Juan Ramón Gabriel en encadenados.org
Spoiler: mostrar
La heroína lúcida

gertrud-1El testamento cinematográfico de Carl Theodor Dreyer se inscribe en uno de los temas predilectos de la novela realista decimonónica: el adulterio como válvula de escape de la insatisfacción de la mujer burguesa.

Flaubert fue el fundador de dicho lugar común a través del magistral retrato de una mujer de provincias, Madame Bovary (1854), cuyos más conspicuos derivados se extenderían por toda la geografía literaria europea: Ana Karenina (1873-77), de Tostoi; La Regenta (1885), de Clarín. Todas ellas novelas protagonizadas por unos personajes femeninos enfrentados a los límites impuestos por la sociedad, que les otorgaba el papel de esposas fieles y decorativas de sus respectivos esposos.

Es significativo que la aportación de Dreyer se titule Gertrud, el nombre propio de la protagonista, mientras que el personaje de Flaubert es la señora de Charles Bobary; o que Ana Ozores sea la mujer del regente de Vetusta y, por lo tanto, sea conocida por el cargo conyugal que desempeña; la otra Ana, la Karenina, es la mujer de Karenin, tal como expresa su patronímico. Estas mujeres solo podían alcanzar y canalizar su estatus social a través de la institución del matrimonio, que les confería una posición y reconocimiento, un lugar en el entramado institucional: madres y esposas.

Sin embargo, todas ellas serán utilizadas por los escritores masculinos que las han creado para convertirse en símbolos de los negativos efectos que las constricciones emocionales y la falsa e hipócrita moral burguesa les imponen; serán adalides del propio malestar que anida en los escritores con respecto a la clase que los ha prohijado y a la que han defendido en su ascensión, pero de la cual se sienten excluidos, despreciados, traicionados. Flaubert responderá en el juicio al que se le somete tras la publicación de su novela, por escándalo público, ante la insistencia del fiscal en que explicite el referente del que ha extraído el modelo literario “madame Bobary soy yo”.

Un ramillete de heroínas cuyo imaginario emocional está empapado de romanticismo literario en una época en que dicho romanticismo era un decorado, una pose, un ademán gastado que solo debían funcionar como escenografía y como representación, sin la menor posibilidad de realización efectiva, de consumación real.

Gertrud parte de este arquetipo literario para superarlo y trascenderlo, para hablar de la imposibilidad del romanticismo desde dentro de un discurso radicalmente romántico, para escenificar la imposibilidad ontológica del Amor. Pues Gertrud es una sacerdotisa del dios Amor en una época en que Dios —cualquier dios— ha muerto. Es una vestal de dicho culto, una fanática empapada de la religión amorosa entendida como un faro existencial, como el único baluarte válido para soportar los embates de la Vida. Gertrud no admite pactos ni componendas, su radicalidad persigue los mismos ideales que Dreyer afanosamente persiguió a lo largo de su filmografía: la Verdad.

El tiempo histórico del argumento fílmico se sitúa en los estertores decimonónicos, en un final de siglo en que el simbolismo, el decadentismo —jirones y vestigios artísticos que todavía arrastran la ganga romántica— son los movimientos estéticos que acompañan la culminación del dominio burgués, de la apariencia social que, emocionalmente, el matrimonio todavía sancionaba y legitimaba. En este contexto finisecular, Gertrud es un personaje tan creyente como libre: es una mística del amor romántico, entendido como una fusión, como una correspondencia total y absoluta entre dos amantes. La lección que extraerá será la imposibilidad de tal fusión, pues la pasión desmedida, la entrega inconmensurable deviene en fisión del átomo amoroso, en radical soledad.

Ya no se trata de escenificar la crisis de la institución matrimonial, la quiebra de una relación amorosa, de una pareja sentimental, sino de mostrar la esencial imposibilidad de compartir el amor, la pasión. La mística Gertrud sólo puede alcanzar el éxtasis amoroso en contacto directo con la divinidad, pero los dioses han huido, han muerto.
Imagen
No obstante lo cual, Gertrud trata encarecidamente de ejecutar la partitura amorosa a lo largo de su existencia, mediante un triángulo masculino en el que ella ocupa el ortocentro, el punto de intersección de los distintos varones laterales con los que se relaciona.

Esta tríada masculina comparte la incapacidad para alcanzar las cumbres excelsas con las que sueña Gertrud, plenamente consciente de que los mayores anhelos vitales son sólo un sueño pero dispuesta a inmolarse y sacrificarse en aras de su consecución. Ninguno de los personajes masculinos estará a la altura de las circunstancias, de la mirada transida, posesa, de ese foco de luz epifánica con el que es iluminado el rostro y los ojos de la protagonista. Sus intereses personales son una rémora para la fusión amorosa.

Su maestro en el amor ha sido el poeta Gabriel Lidman, al que se entregó en su juventud y del cual aprendió el contacto material, carnal, la sensualidad y los placeres, pero que fue incapaz de ofrecerle su alma, su vida, su ser, pues le apremiaba lograr el éxito y la fama como escritor, para lo cual consideraba que el amor y la pasión de Gertrud eran un obstáculo. Cuando ella lo descubre por medio de unas palabras que él ha pergeñado junto a un dibujo de su rostro, la suerte para su relación está echada: Gertrud destruirá una fotografía propia como símbolo de ruptura, pues ese icono que presidía el despacho del poeta ha sido vejado, humillado, al no recibir el culto que se le exigía.

De esta ruptura Gertrud no saldrá indemne: se sumergirá y se refugiará en los brazos de la sensualidad, de los placeres materiales, desembocando en los brazos del matrimonio, especie de dique físico que puede atemperar y mitigar la tormenta interior que ha zarandeado a nuestra heroína.

Tampoco la representación burguesa del amor mediante el matrimonio traerá consuelo y sosiego al espíritu indómito de Gertrud, pues se vuelve a topar con el mismo problema: se siente minusvalorada afectivamente, relegada a un segundo plano por las ambiciones profesionales y políticas de su marido, el abogado y futuro ministro Kanning. Gertrud expone su malestar a su marido así como la intención de abandonarlo, de separarse, antes de entregarse plenamente a un joven compositor del que se ha enamorado.

La radicalidad sentimental de Gertrud no acepta la hipocresía burguesa: ella no está dispuesta a cometer adulterio como el resto de heroínas decimonónicas. Bien es cierto que la franqueza de Gertrud viene arropada por su independencia económica: ella no necesita de ningún hombre, de su marido, para sobrevivir. Su posible transgresión no le acarrearía la marginalidad social, la pérdida de estatus o incluso la muerte tal como les sucede a la Bovary o a la Regenta o a la Karenina. Su libertad emocional se sustenta sobre su libertad material.
Imagen
Simbólicamente, la excusa para el encuentro con su joven amante será su asistencia a una representación operística: Fidelio, de Beethoven, glorificación del amor conyugal, amén de explícito mensaje de libertad. Como el primer elemento ha sido mancillado por Kanning, Gertrud se encuentra en disposición de realizar conscientemente y sin ningún remordimiento el segundo: su propia libertad amorosa.

Significativamente, cuando el marido expulse del hogar burgués y conyugal a Gertrud después de sus infructuosos intentos por retenerla, en un arrebato de furia que contrasta con su carencia de furia amorosa, rasga y hace añicos una fotografía de Gertrud que presidía el salón familiar. Nada más destruirla, se apercibe su soledad sobrevenida y empieza a buscarla pronunciando como una letanía el nombre de su mujer: Gertrud, Gertrud, letanía que nos recuerda al patético estribillo, leitmotiv del poeta Gabriel cuando se reencuentra con Gertrud y sólo sabe balbucir, roto y destrozado, “Gertrud, ¿por qué me abandonaste?”.

Pero el dios Amor no conoce ni reconoce el esfuerzo de sus fieles, por lo cual su volubilidad castigará a su máxima sirvienta, a su principal adoradora. El joven compositor Erland Janson será el cauce amoroso en el que Gertrud trate de borrar los sinsabores y la frustración de su relación conyugal. La entrega de los amantes no se realizará mediante el adulterio, pues Gertrud no consumará su amor hasta que le haya expuesto al marido su intención de abandonarlo, hecho que la vuelve a convertir a sus propios ojos en una persona enteramente libre, libertad que plasmará en los brazos de Erland.

Sin embargo, la pasión de Gertrud no será correspondida por su joven amante, un representante de la bohemia finisecular, un joven talento que busca la inspiración en las tabernas y en la vida disoluta y que rechaza la huida, la vía de escape que le ofrece Gertrud para consumar plenamente su amor y dedicarse a cultivar las cualidades artísticas innatas que atesora en su interior. Es más, públicamente humillará a Gertrud cuando narre su última conquista en mitad de una orgía de alcohol y cortesanas a la que ha asistido, casualmente, como convidado de piedra el antiguo amante Gabriel, hecho este que supondrá el final de las esperanzas de recomenzar su relación con Gertrud, motivo último de su regreso a la patria, más allá de asistir al homenaje que se le brinda con motivo de su cincuenta cumpleaños y de su coronación como poeta laureado.

De hecho, en una escena que transcurre durante tal homenaje, los tres vértices masculinos que conforman el triángulo amoroso y vital de la protagonista se superponen, lo cual provoca el desmayo de ella mientras ejecuta una canción, desmayo al que le había precedido una indisposición provocada por lo insoportable que le resultan las palabras laudatorias que se le dirigen a Gabriel, por la distancia entre esas palabras y los propios poemas del escritor con respecto a los hechos acaecidos.
Imagen
Gertrud no soporta la hipocresía, la falsedad. Para ella, la palabra y la acción son indisolubles, inseparables. Lo que se hace legitima lo que se dice. No puede haber un hiato entre la acción y su decir. Un cuadro donde una mujer desnuda es atacada por una jauría de perros se convierte en la proyección simbólica de una pesadilla que ha tenido la noche anterior. El psicoanálisis empieza a barruntarse.

En la secuencia siguiente, Gertrud aparecerá vestida de riguroso luto, en duelo por sí misma: el Amor ha muerto y su única vía de salida, su único consuelo será el estudio, escapatoria que se le ofrece a través del doctor Nygren, un médico del alma que está realizando unos pioneros estudios de psicología, psiquiatría e hipnotismo en París; a saber, los orígenes de lo que luego será el psicoanálisis freudiano, ese sucedáneo de confesión religiosa en la época atea y agnóstica, laica, del futuro próximo.

Así pues, los tres hombres de su vida, los tres modelos masculinos han sido estériles a la hora de encauzar la pasión amorosa de Gertrud, conocedora de que no existe recipiente que albergue su manantial emocional, consciente del fracaso por intentar compartir lo que es imposible compartir debido a la fuerza, a la radicalidad, a la fe que ella exige en los demás.

Una elipsis de más de treinta años nos transporta a la ermita monacal en donde Gertrud se ha refugiado no ya del mundanal ruido —una radio preside su estancia, pues quiere estar al tanto de lo que se cuece en el mundo—, sino de su propia vocación amatoria. Allí recibirá la visita del doctor Nygren que acude a felicitarla en el día de su cumpleaños, entregándole un volumen de su último libro: un estudio sobre Racine, en otro guiño simbólico como la anterior mención a Beethoven. Al fin y al cabo, Gertrud es una especie de heroína raciniana, una nueva Fedra que ha renunciado a dejarse arrebatar por la pasión.

Allí, ella le lee el único escrito que ha compuesto en su vida, un poema juvenil garabateado a los dieciséis años y que considera su evangelio del Amor, pues en él profetizaba la que iba a ser la historia de su vida: el sacrificio de la juventud, de la belleza, de la propia vida en el altar del Amor, poema que viene a certificar las palabras admonitorias de su padre respecto a la predeterminación y el destino (tan caras a la mentalidad calvinista y protestante del propio Dreyer), palabras a las que Gertrud se enfrentó y ante las que acaba claudicando, asumiéndolas en su retiro, a donde las cartas de su amigo el doctor han llegado en un último reliquiario amoroso y que Gertrud arroja al fuego en su presencia y con su aquiescencia. No obstante, ella sigue siendo fiel a su credo, no ha abjurado de su religión: Amor Omnia será el epitafio que cubrirá su sepultura. Despide a su amigo y cierra la puerta de la habitación, mientras el tañido de las campanas certifica su clausura, el advenimiento de la muerte.
Imagen
Toda la historia de su personaje Dreyer la condensa en tres apretados días, interrumpidos por dos saltos temporales retrospectivos: uno que escenifica el momento en que se produjo la desilusión primera y fundamental, mediante un flash-back a la estancia del poeta Gabriel, al hallazgo del papel en el que éste contrapone la Obra al amor de la mujer, de Gertrud. Otro retroceso muestra la primera visita de Gertrud a la casa del joven y admirado compositor, al momento en que se concreta su enamoramiento. Ambas secuencias están aureoladas por una luz diáfana, prístina, casi sobrenatural, milagrosa. La Epifanía del Amor las preside, el santuario de los artistas, su lugar de trabajo y la servicial sacerdotisa que se encarga de instaurar el orden en un ámbito donde la pasión interior de Gertrud se proyecta en el espacio, una arquitectura desnuda, sobria, amplia, que contrasta con el hermetismo, la opacidad, la oscuridad y el abigarramiento burgués que preside el hogar conyugal de Gertrud.

La casa donde se refugia la protagonista también se corresponde con la escenografía de las analepsis: un lugar desnudo, amplio, invadido por una luz abrumadora.

La condensación temporal coincide con la densidad de los diálogos, con los largos planos secuencia, con el empeño suicida de Dreyer por borrar las marcas temporales del arte cinematográfico, por abjurar del montaje, intentando recrear unas secuencias donde la palabra y su formulación designen los hechos, las emociones, las grandes pasiones que se escriben con mayúscula: Vida, Amor, Muerte. Un tiempo isocrónico a través de unas pocas secuencias extensas que le permitan aprehender la Verdad; que los diálogos de sus personajes sean sinceros, sean vida, nombren los sentimientos mientras la cámara de Dreyer los refleja, los transmite, refleja esos rostros que pocas veces se encuentran, esas miradas elusivas, perdidas, dirigidas a un más allá en donde poder zafarse de los trucos de la representación cinematográfica.

Hay un hálito transcendental en el cine de Dreyer por atrapar lo inaprensible, el mismo resorte que incita a su personaje a atrapar el Amor. Ambos anhelos nos conducen a una soledad radical, a la constatación de un fracaso, de una derrota lúcida que, paradójicamente, da sentido a su cine y a la propia vida. Amor Omnia.
Alexander Zarate en El cine de Solaris
Spoiler: mostrar
Gertrud - La disidencia del amor pleno
Imagen
Aún recuerdo la visceral reacción, casi con sentimiento de agravio, de Juan Miguel Lamet en el coloquio posterior a la emisión de esta lacerentemente bella e inmensa obra ('El mundo no es triste,es grande, decía un personaje de 'Yo te saludo, María' de Godard. Puede ser inmenso, como esta obra única). Lo que irritaba sobremanera a Lamet era lo poco comprensiva que le parecía Gertrud con respecto a lo personajes masculinos. De alguna manera, se convertía en ejemplo preclaro de cómo proyectamos en cada película, cómo esa relación se ve condicionada por nuestras vivencias, por nuestras frustraciones, anhelos, por lo que vivimos y no hemos vivido, y por lo que aspiramos. Puede parecer una obviedad de perogrullo, pero no lo es cuando hay tantos y tantas que siguen etableciendo las relaciones con el cine como una acción de sentar catedra, de juicios máximos, que pueden convertirse en lid de voluntades (de capacidades de discernimiento en juego: es o no es, realidad ajena a nuestra condición como sujetos, que no interfiere, sino que revela; las otras voluntades, contrarias en su valoración, están ofuscadas). Las películas, la pantalla,se convierte en una representación, como los demás. Y algo de ello hay en 'Gertrud'.
Imagen
¿Quién es Gertrud cuya conducta o incapacidad de comprensión soliviantó tant a Lamet? Una mujer que al final, cuando recita el único poema que escribió, ya no era bella, ni joven, ni estaba viva, pero había amado. Porque el amor lo es todo. Es lo fundamental en la vida. Durante la película hemos asistido a su lid con tres figuras masculinas. Dos a las que cuestiona cómo han subordinado el amor a su trabajo. Uno, Gustav (Bernd Rothe), su marido, político que va a ser elegido misnistro, a quien abandona. Su relación no deja de ser una variación de la que vivió con el escritor Gabriel (Ebbe Rode), quien llegó a escribir que el amor a una mujer y el trabajo son enemigos. Figura que reaparece del pasado intentando recuperar lo perdido, al recuperar tardíamente la consciencia, como tantos y tantas, de lo que realmente era lo 'verdadero', lo que valía la pena, en vez de desperdiciar su vida. Entonces escribió: 'Creo en los placeres de la carne y en la soledad irremediable del alma'. Ahora es consciente de su error en no haber creído en el amor entonces, abocado al escepticismo desolado de quién ha descubierto tardíamente de qué está hecha la matería escénica de la vida. Abocado a la soledad, porque Gertrud no puede ya recuperar lo que sintió entonces, abocada tras romper con él a los placeres de la carne y al matrimonio con Gustav. Y ahora, también, como él, abocada a la soledad, porque la ilusión renovada del amor que había sentido por el joven músico Erland (Baard Owe) se había trocado en decepción, al descubrir que él tenía varías amantes, que no era la única. Incluso, se puede decir, que era una variante de los otros dos hombres, las relaciones las había supeditado a la conveniencia de ascender en su carrera de pianista y músico (la relación por la que opta, la mujer que le ayudó a alcanzar posición social).
Imagen
Imagen
Pero el asombro, ese misterio único que es 'Gertrud' resplandece en su depurado estilo. Esa atmósfera de embalsamamiento vital, de figuras atrapadas como insectos por un alfiler. Los actores casi no se miran cuando conversan, sus miradas se pierden en la distancia; parecen moverse como si su cuerpos fueran un peso que les supera, agostados en una rigidez que es atrofia ( como la contención de los mimos encuadres, que no parecen respirar, como estampas de un tiempo detenido), o que se desenvolvieran como autómatas o marionetas en un atmósfera espesa. Da igual si es interiores o en exteriores ( las conversaciones con Erland en un parque; esa naturaleza, eas corrientes de agua, que parecen promesa de expansión de emociones encorsetadas, de liberación, pero que son vana ilusión: el canto de un pavo real señaliza lo que es realmente aquel que ama,el que, irónicamente, reprocha el orgullo de su alma). Casi se puede decir que esa atmósfera espectral hace sentir que los personajes viven atrapados en un sepulcro, gritando sin que nadie les pueda escuchar ( o es el caso de Gertrud sobre todo) mientras se agitan en su contorsiones (la rabia despechada de Gustav, la resignada desesperación de Gabriel). Hay dos secuencias que se revelan como agudos contrastes, dos flashbacks, en la que la luz brilla con un radiante fulgor. El primero es un travelling que sigue con impetu a Getrud, como la emoción que siente esta, entrando en la casa de Erland, que está tocando el piano ( la cámara supera la pared que separa pasillo de piso, rompe el verosimil como rompe límites, como el sentimiento de Gertrud). Esta se pone a cantar junto a él, luz y música se conjugan en celebración de lo sublime, de la realización, del amor, de ser presencias ( vivas). Es doloroso el contraste posterior en la secuencia en la que canta en la recepción, con de nuevo Erland al piano, pero tras saber cómo este tiene otras amantes: Gertrud se interrumpe porque no puede continuar por el dolor, por la decepción, no puede simular real alegría, el canto se ha quebrado como la ilusión de su amor.
Imagen
Imagen
El otro flashback es de años atrás, una danza, Gertrud entrando en la casa de Gabriel, cuando mantenian su relación, desplazándose por las habitaciones gracilmente, casi como si estuviera suspendida, elevada en el aire, y descubre la nota en la que Gabriel ha escrito que el amor a una mujer y el trabajo son enémigos. La misma luz radiante se desvanece, como la ilusión de Gertrud.En la última conversación entre ambos, ya en el presente, hay una bella utilización del espejo, el que él le regaló tiempo atrás para que admirara su belleza cada día,y que revela lo que hay de 'representación' para alguien que ha perdido la afrmación de vivir, para quien Gertrud es el reflejo de poder recuperarla. Tras que él haya encendido las velas junto al espejo, ella aparece, reflejada en el espejo. Tras acabar la conversación, en la que ella ha compartido el dolor que él la causó, así como la imposibiliad de amarle, ella se aleja, reflejada en el espejo. Ya es distancia insalvable, mero reflejo sin posibilidad de ser cuerpo. Un cuerpo, el de Gertrud, que al menos sabe que ha amado, clausurada en la bella secuencia final en su soledad conciliada, apartada del mundo, consciente de que lo que se vive incluso puede llegar a ser un difuso recuerdo, o ni siquiera un recuerdo. El tiempo se fuga, como lo que fuimos, o representamos.
Miquel en filmaffinity
Spoiler: mostrar
Último de los 14 largos de Dreyer. Escrito y dirigido por él, se inspira en la obra teatral (1906) del sueco Hjalmar Söderberg. Ganó el FIPRESCI de Venecia y el Bodil de la danesa Filmworkers Association.

La acción tiene lugar a lo largo de 2 días de principios del XX, con un epílogo posterior. Narra la historia de Gertrud Kanning (Nina Pens Rode), que vivió un idilio de 3 años con su compañero de estudios Gabriel Lidman (Ebbe Rode), que se casó con un eminente abogado, Gustav Kanning (Bendt Rothe), y que, finalmente, se enamora apasionadamente de un joven músico, Erland Jansson (Baard Owe). Aspira a un amor compartido en plenitud, a un amor completo y absoluto. Las tres experiencias le dicen que su aspiración no es viable: el hombre tiende a situar el amor por debajo o al servicio del trabajo, a usar a la mujer como objeto de deseo, a establecer compromisos para disimular el desamor (como le propone Gustav) y a confundir el amor con aventuras pasajeras. Gertrud, de unos 40 años, quiere amar sin reservas, sin límites, sin componendas, y quiere ser amada de igual manera. Ante la imposibilidad de conseguirlo, y movida por su aversión a las componendas (como el propio Dreyer, del que ella es imagen fiel), toma unas decisiones alejadas de los códigos románticos (el suicidio, el asesinato, etc.). El amor absoluto (Romeo y Julieta) no es imposible, es un ideal. Como dice Gertrud, está hecho de renuncias, sacrificios y dolor. En el fondo, Gertrud se rebela contra una situación social en la que la mujer lo ha de dar todo en el matrimonio a cambio de menos que todo, en un rol de dependencia e inferioridad.

La música suena tenuamente con melodías de una partitura excelente de aires postrománticos. La fotografía ofrece presentaciones frontales, composiciones simétricas y en parejas. La cámara, muy activa, se mueve con delicadeza. Construye planos/secuencia de gran duración. Las imágenes se presentan estilizadas, depuradas y casi espiritualizadas. Los personajes son iconos de movimientos parsimoniosos y de acusado estatismo, que dejan fluir su conciencia, como los personajes de Joyce. Las luces y el vestuario dan a Gertrud la apariencia de escultura de una divinidad pagana (la Venus del parque). Los cuadros de la casa son el contrapunto de la estética visual de la obra. El guión se basa en diálogos de gran belleza verbal. La interpretación, difícil y compleja, se ajusta con precisión a las concepciones del autor. La dirección construye una obra de gran belleza de formas y de fondo, depurada y esencialmente clasicista, que topa con los prejuicios románticos que han poblado y pueblan las mentes del gran público.

Resumen de casi 50 años de trabajo de un cineasta genial. Magnífica e imprescindible.

La experiencia amorosa de Gertrud, mujer ya madura y, por ello, exenta de idealismos de juventud, no ha sido como deseaba. Dejó a Gabriel porque se sentía desatendida, ya que él, de hecho y por convicción, priorizaba el trabajo sobre el amor. La frialdad de Gustav, absorbido por las ambiciones profesionales y las aspiraciones políticas, le impulsa a romper con él. Renuncia a la relación con el joven Erland, al saber por Gabriel, que comparte las noches con otras mujeres y con el alcohol. Gertrud considera que el amor de pareja debe ser un amor pleno o no debe ser. Es lo que le dicta el corazón, es lo que le dice la experiencia, es lo que ella desea y quiere. No acepta la idea de que la carnalidad y la soledad compartida sea una opción deseable: prefiere la soledad en soledad.
Off topic extra-cinematográfico, pero ilustrativo


Datos técnicos


Código: Seleccionar todo

CRF 19
General
ID única                                 : 239966970319862065511233683103165305929 (0xB487F516DFEDB6F9AA6A5AAFAF69D449)
Nombre completo                          :Gertrud
Formato                                  : Matroska
Formato de la versión                    : Version 2
Tamaño de archivo                        : 7,75 GiB
Duración                                 : 1 h 56 min
Tasa de bits general                     : 9 541 kb/s
Fecha de codificación                    : UTC 2016-08-28 17:45:45
Aplicación de codifición                 : mkvmerge v4.0.0 ('The Stars were mine') built on Jun  6 2010 16:18:42
Librería de codificación                 : libebml v1.0.0 + libmatroska v1.0.0

Vídeo
ID                                       : 1
Formato                                  : AVC
Formato/Info                             : Advanced Video Codec
Formato del perfil                       : High@L4.1
Ajustes del formato, CABAC               : Sí
Ajustes del formato, ReFrames            : 9 fotogramas
ID códec                                 : V_MPEG4/ISO/AVC
Duración                                 : 1 h 56 min
Tasa de bits                             : 8 967 kb/s
Ancho                                    : 1 194 píxeles
Alto                                     : 720 píxeles
Relación de aspecto                      : 5:3
Modo velocidad fotogramas                : Constante
Velocidad de fotogramas                  : 24,000 FPS
Espacio de color                         : YUV
Submuestreo croma                        : 4:2:0
Profundidad bits                         : 8 bits
Tipo barrido                             : Progresivo
Bits/(píxel*fotograma)                   : 0.435
Tamaño de pista                          : 7,29 GiB (94%)
Librería de codificación                 : x264 core 146 r2538 121396c
Opciones de codificación                 : cabac=1 / ref=9 / deblock=1:-1:-1 / analyse=0x3:0x133 / me=umh / subme=10 / psy=1 / psy_rd=1.00:0.15 / mixed_ref=1 / me_range=24 / chroma_me=0 / trellis=2 / 8x8dct=1 / cqm=0 / deadzone=21,11 / fast_pskip=1 / chroma_qp_offset=-3 / threads=6 / lookahead_threads=1 / sliced_threads=0 / nr=0 / decimate=1 / interlaced=0 / bluray_compat=0 / constrained_intra=0 / bframes=8 / b_pyramid=2 / b_adapt=2 / b_bias=0 / direct=3 / weightb=1 / open_gop=0 / weightp=2 / keyint=250 / keyint_min=24 / scenecut=40 / intra_refresh=0 / rc_lookahead=60 / rc=crf / mbtree=1 / crf=19.0 / qcomp=0.60 / qpmin=0 / qpmax=69 / qpstep=4 / ip_ratio=1.40 / aq=1:1.00
Idioma                                   : Inglés
Default                                  : No
Forced                                   : No

Audio #1
ID                                       : 2
Formato                                  : AC-3
Formato/Info                             : Audio Coding 3
Extensión modo                           : CM (complete main)
Ajustes del formato, Endianness          : Big
ID códec                                 : A_AC3
Duración                                 : 1 h 56 min
Tipo de tasa de bits                     : Constante
Tasa de bits                             : 192 kb/s
Canal(es)                                : 1 canal
Posiciones del canal                     : Front: C
Velocidad de muestreo                    : 48,0 kHz
Velocidad de fotogramas                  : 31,250 FPS (1536 spf)
Modo de compresión                       : Con pérdida
Tamaño de pista                          : 160 MiB (2%)
Título                                   : VO
Idioma                                   : Danés
Default                                  : Sí
Forced                                   : No

Audio #2
ID                                       : 3
Formato                                  : AC-3
Formato/Info                             : Audio Coding 3
Extensión modo                           : CM (complete main)
Ajustes del formato, Endianness          : Big
ID códec                                 : A_AC3
Duración                                 : 1 h 56 min
Tipo de tasa de bits                     : Constante
Tasa de bits                             : 192 kb/s
Canal(es)                                : 2 canales
Posiciones del canal                     : Front: L R
Velocidad de muestreo                    : 48,0 kHz
Velocidad de fotogramas                  : 31,250 FPS (1536 spf)
Modo de compresión                       : Con pérdida
Tamaño de pista                          : 160 MiB (2%)
Título                                   : doblaje
Idioma                                   : Español
Default                                  : No
Forced                                   : No

Texto #1
ID                                       : 4
Formato                                  : UTF-8
ID códec                                 : S_TEXT/UTF8
ID códec/Info                            : UTF-8 Plain Text
Título                                   : forzados
Idioma                                   : Español
Default                                  : Sí
Forced                                   : Sí

Texto #2
ID                                       : 5
Formato                                  : UTF-8
ID códec                                 : S_TEXT/UTF8
ID códec/Info                            : UTF-8 Plain Text
Título                                   : spanish
Idioma                                   : Español
Default                                  : No
Forced                                   : No

Texto #3
ID                                       : 6
Formato                                  : UTF-8
ID códec                                 : S_TEXT/UTF8
ID códec/Info                            : UTF-8 Plain Text
Título                                   : inglés
Idioma                                   : Inglés
Default                                  : No
Forced                                   : No

Texto #4
ID                                       : 7
Formato                                  : UTF-8
ID códec                                 : S_TEXT/UTF8
ID códec/Info                            : UTF-8 Plain Text
Título                                   : francés
Idioma                                   : Francés
Default                                  : No
Forced                                   : No
Vídeo:

La fuente de partida es un BDRemux de la edición BFI obtenido en rutracker.

Audios:

-Pista VO obtenida del propio BDRemux de rutracker, transformada de DTS a AC3.
-Pista doblada obtenida del dvd peninsular, del que no hay referencias, aunque muchos años no tiene. Descorazonador doblaje, que, eso sí, puede conseguir que la película no guste, lo cuál ya es mucho conseguir.


Subtítulos:

-Ingleses iban incluídos en el pack del BDRemux.
-Spanish procedentes del dvd, y dado que el doblaje lo "exigía", se ha procedido a una completa resincronización línea por línea. Se incluye además una pista de forzados para tres canciones que hay en la peli y alguna que otra cosilla, para los intrépidos que se atrevan a ver esto doblado.
-Franceses, para completar, obtenidos en opensubtitles.

Capturas:

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

E-links:

Subtítulos forzados, y completos en español, inglés y francés incluídos en el contenedor.
Gertrud (1964). BDRip 720p (X264-AC3)Dual (dan-spa)subs(spa-eng-fr)by santiagoo.mkv

Subtítulos spanish completos por separado, por si alguien los necesita.
Gertrud (1964). BDRip 720p (X264-AC3)Dual (dan-spa)subs(spa-eng-fr)by santiagoo.srt
Última edición por santi el Sab 10 Sep, 2016 10:54, editado 1 vez en total.

Avatar de Usuario
Dardo
Arrow Thrower Clown
Mensajes: 16411
Registrado: Dom 19 Oct, 2003 02:00
Ubicación: Entre Encinas y Dolomías

Re: Gertrud (Carl Theodor Dreyer, 1964) HD 720p Dual SE

Mensaje por Dardo » Dom 28 Ago, 2016 20:37

Muy buen trabajo Santi, y excelente presentación. :yes:

Muchas gracias.

felipemarlou
Mensajes: 436
Registrado: Lun 07 Oct, 2013 15:18

Re: Gertrud (Carl Theodor Dreyer, 1964) HD 720p Dual SE

Mensaje por felipemarlou » Dom 28 Ago, 2016 20:49

Me gustó aunque un peldaño por debajo de la excelente Ordet. Muchas gracias Santi.

ostrata
Mensajes: 2090
Registrado: Mié 24 Mar, 2010 17:29

Re: Gertrud (Carl Theodor Dreyer, 1964) HD 720p Dual SE

Mensaje por ostrata » Dom 28 Ago, 2016 21:30

Muchas gracias. :)

Saludos.

Avatar de Usuario
paizoco
Mensajes: 2683
Registrado: Vie 21 Nov, 2003 01:00
Ubicación: Far West

Re: Gertrud (Carl Theodor Dreyer, 1964) HD 720p Dual SE

Mensaje por paizoco » Dom 28 Ago, 2016 21:56

Me apunto, muchas gracias por el estupendo trabajo santi

Avatar de Usuario
DMMD
Mensajes: 1721
Registrado: Lun 27 Feb, 2012 14:16

Re: Gertrud (Carl Theodor Dreyer, 1964) HD 720p Dual SE

Mensaje por DMMD » Mié 31 Ago, 2016 14:19

Este mi santiagoo :mrgreen:

Muchas gracias, la dejo preparada para bajarla,

Avatar de Usuario
elmajete
Mensajes: 999
Registrado: Vie 18 May, 2007 22:05

Re: Gertrud (Carl Theodor Dreyer, 1964) HD 720p Dual SE

Mensaje por elmajete » Mié 31 Ago, 2016 14:38

Muchas gracias santi :plas: :plas: :plas:

Avatar de Usuario
Hossein Sabzian
Mensajes: 94
Registrado: Lun 02 May, 2011 20:31

Re: Gertrud (Carl Theodor Dreyer, 1964) HD 720p Dual SE

Mensaje por Hossein Sabzian » Mié 31 Ago, 2016 21:26

Maravillosa película, mi favorita de Dreyer.

Una pregunta que llevo haciéndome muchos años...
¿quién hace el doblaje de la protagonista? ¿Hay alguna forma de saberlo?
(El doblaje de la emisión televisiva. No sé si será el mismo que el de esta copia.)
Su voz me suena a la de una antigua locutora de Radio 2 (Radio Clásica), aunque no estoy seguro de que sean la misma persona.
Si alguien me puede dar una pista se lo agradezco.

castleaco
Mensajes: 77
Registrado: Vie 18 Abr, 2014 10:14

Re: Gertrud (Carl Theodor Dreyer, 1964) HD 720p Dual SE

Mensaje por castleaco » Mar 30 Jun, 2020 21:52

Buenas, no hay fuentes, parece. Agradecería a quien pudiera que la compartiese.
Mis aportes:
- La amenaza fantasma "versión oscura": viewtopic.php?f=1015&t=72843
- Europa: viewtopic.php?f=1015&t=13050#p898547
- 2010 odisea 2

ostrata
Mensajes: 2090
Registrado: Mié 24 Mar, 2010 17:29

Re: Gertrud (Carl Theodor Dreyer, 1964) HD 720p Dual SE

Mensaje por ostrata » Mar 30 Jun, 2020 22:04

castleaco escribió:
Mar 30 Jun, 2020 21:52
Buenas, no hay fuentes, parece. Agradecería a quien pudiera que la compartiese.
Va. :)

Saludos.

castleaco
Mensajes: 77
Registrado: Vie 18 Abr, 2014 10:14

Re: Gertrud (Carl Theodor Dreyer, 1964) HD 720p Dual SE

Mensaje por castleaco » Mié 01 Jul, 2020 00:15

Y tanto que va. Muchas gracias!
Mis aportes:
- La amenaza fantasma "versión oscura": viewtopic.php?f=1015&t=72843
- Europa: viewtopic.php?f=1015&t=13050#p898547
- 2010 odisea 2

joramor
Mensajes: 1616
Registrado: Vie 05 Nov, 2010 19:55

Re: Gertrud (Carl Theodor Dreyer, 1964) HD 720p Dual SE

Mensaje por joramor » Mié 01 Jul, 2020 00:22

Muchas gracias Santi. Salu2.

Responder