Mujer: la otra parte de la humanidad

Asuntos "fuera de temática". Recordad que el Respeto es Norma Primera e Innegociable.
Avatar de Usuario
faradio

Mensajes: 59
Registrado: Dom 31 Ene, 2010 15:43

Re: Mujer: La otra parte de la Humanidad

Mensajepor faradio » Lun 15 Nov, 2010 20:53

Dardo escribió: Ayer comentaba en su programa que en la retransmisión creo que de TV3 a cargo de dos altos cargos de la Iglesia, justificaban el tema que la limpieza se llevase exclusivamente a cargo de "monjas", con una frase al estilo "la mujer lleva limpiando y recogiendo la mesa toda la vida" o algo parecido..., aunque habría que escucharlo para ser precisos, pero debió ser algo ofensivo ya que Julia estaba indignada.
Respetando sentimientos y otras cuestiones me lleva tiempo pensar como a estas alturas todavía una mujer no puede dar misa, realizar un bautizo y demás tareas propias de la gente que es cristiana ( o por lo menos eso creo , si estoy equivocado pues pediré perdón por el error) , me parece una auténtica demostración de la marginación que sufre la mujer dentro de la iglesia. Está claro que si les preguntas a las monjas estarían encantadas de limpiar el aceite que derramó el Papa, pero como planteamiento real no me sirve y me parece lamentable.


Totalmente de acuerdo. Pero no pueden practicar políticas de igualdad de género por razones evidentes. Imaginaros que cachondeo si se feminizara el Papado. Si en vez de Papa hubiera Mama, estaríamos hablando del ... :mrgreen: (:-)

Avatar de Usuario
Jacob
Exprópiese

Mensajes: 8845
Registrado: Jue 01 Jul, 2004 02:00
Ubicación: Where no one has gone before!

Re: Mujer: La otra parte de la Humanidad

Mensajepor Jacob » Lun 15 Nov, 2010 21:46

xDD

Avatar de Usuario
alegre

Mensajes: 2220
Registrado: Mié 07 May, 2003 02:00
Ubicación: Valencia

Re: Mujer: La otra parte de la Humanidad

Mensajepor alegre » Mar 16 Nov, 2010 21:34

1223 mensajes despues de su inicio, este hilo se confirma como prueba de cargo de lo acertado del pensamiento de schopenhauer sobre el caracter de lo femenino.

Cosas de la filosofía.

PD "Tuppence y los chicos " (casi un título de la saga de los 5)
Los directores que me enseñan a pensar me resultan admirables...
Los que trafican con mi pensamiento vendiendolo al mejor postor, sólo consiguen que desprecie toda su obra...
(Anónimo de principios del Siglo XXI)

Avatar de Usuario
faradio

Mensajes: 59
Registrado: Dom 31 Ene, 2010 15:43

Re: Mujer: La otra parte de la Humanidad

Mensajepor faradio » Mié 17 Nov, 2010 10:37

alegre escribió:1223 mensajes despues de su inicio, este hilo se confirma como prueba de cargo de lo acertado del pensamiento de schopenhauer sobre el caracter de lo femenino.

:mrgreen: Eso es lo que hoy se llamaría un comentario políticamente incorrecto. Prepárate alegre, te van a lapidar. :wink:


Por cierto, retomando lo que comentan Dardo y la Otero, decir que ayer noche vi Pa d'àngel. Una curiosa película de Francesc Bellmunt sobre el tema de la religiosidad. La recomiendo.
Os dejo con las reflexiones del profesor Delgado sobre el film.

Salut

Avatar de Usuario
alegre

Mensajes: 2220
Registrado: Mié 07 May, 2003 02:00
Ubicación: Valencia

Re: Mujer: La otra parte de la Humanidad

Mensajepor alegre » Mié 17 Nov, 2010 19:29

faradio escribió: Prepárate alegre, te van a lapidar. :wink:




Vaya faradio, se me hace que te estas relamiendo...

No esta bien nombrar la piedra en casa del obrero 8)

Por cierto este artículo toca un tema tambien políticamente incorrecto

http://www.voltairenet.org/article167005.html
Los directores que me enseñan a pensar me resultan admirables...

Los que trafican con mi pensamiento vendiendolo al mejor postor, sólo consiguen que desprecie toda su obra...

(Anónimo de principios del Siglo XXI)

Avatar de Usuario
alegre

Mensajes: 2220
Registrado: Mié 07 May, 2003 02:00
Ubicación: Valencia

Re: Mujer: La otra parte de la Humanidad

Mensajepor alegre » Jue 18 Nov, 2010 21:47

Y como se lee en el siguiente artículo, igual vale "pa" un roto que "pa" un descosio


TeleSUR _ Hace: 05 horas


Fiscalía sueca emite orden de captura contra fundador de Wikileaks

*
Julian Anssange consideró que todo los ataques recibidos son preparados por Estados Unidos como una represalia por los documentos publicados en Wikileaks. (Foto: Scanpix)
*
Los miles de documentos militares reseñan la muerte de al menos 100 iraquíes desde el inicio de la invasión. (Foto: Archivo)
*
Wikileaks ha publicado al menos 400 mil documentos que revelan las miles de crímenes de lesa humanidad cometidos por Estados Unidos. (Foto: Archivo)

*
*
*

3



NOTAS RELACIONADAS

Fidel Castro: Hace falta una ONU verdaderamente democrática

Wikileaks: Pese a saber de los videos, EE.UU. no abre investigación por civiles muertos en Afganistán

EE.UU. exige la devolución inmediata de documentos publicados por Wikileaks

Pentágono descartó negociar ''versión atenuada'' de documentos clasificados con WikiLeaks

La Fiscalía sueca emitió este jueves una orden de captura contra el fundador del sitio en internet Wikileaks, Julian Anssange, por supuesta violación y agresión sexual, meses después de que el activista difundiera a través de portal miles de documentos confidenciales de la milicia estadounidenses que demuestran los crímenes de lesa humanidad cometidos contra del pueblo de Irak y Afganistán.

“Pedí al tribunal de Estocolmo (capital de Suecia) detener al señor Assange en paradero desconocido a causa de sospechas de violación y de agresión sexual”, indicó la fiscal encargada del caso, Marianne Ny, a través de un comunicado.

"Hasta ahora no hemos podido encontrarnos con él (...)La razón de esta decisión es que debemos interrogarlo”, explicó.

La Fiscalía ordenó el pasado mes de septiembre reabrir la investigación preliminar contra Assenge por un presunto delito de violación, una semana después de que la cerrase la fiscal jefe.

Marianne Ny había considerado que había “razones” para fundamentar una sospecha de delito y que éste debe ser calificado de violación.

El fundador de Wikileaks fue acusado por este delito en el mes de agosto, pocos días después de llegar a Ginebra para ofrecer una conferencia sobre los abusos cometidos en Irak por fuerzas estadounidenses.

También fue interrogado sobre las denuncias de violación que contra él ingresaron dos mujeres, las cuales rechazó.

Anssangey negó estas acusaciones y asomó la idea que esa acción forma parte de un ataque de Estados Unidos para desprestigiarlo luego de que publicara al menos 400 mil documentos confidenciales sobre las violaciones en contra de Irak y Afganistán.

El fundador de Wikileaks ya había denunciado que en los últimos meses había recibido amenazas y ataques contra su organización, por lo que permanentemente está acompañado de dos guardaespaldas.

“Washington lleva a cabo una investigación agresiva de nuestra organización, con amenazas públicas y la petición, que no hemos aceptado, de que destruyamos todos los documentos que tenemos”, dijo Anssange.

De acuerdo con los documentos, el Ejército de Estados Unidos durante la invasión en Irak mató a centenares de civiles y ocultó la tortura que fuerzas locales ejecutaron contra prisioneros de guerra.

Irak fue invadido en el año 2003 por tropas estadounidenses y británicas, junto con la colaboración de países como Australia, España, Dinamarca, Polonia, entre otras.

El conflicto en el país asiático se originó cuando el Gobierno de George W. Bush, mediante la “Operación Libertad Iraquí” y bajo la excusa de presencia de armas de destrucción masiva, buscaba el derrocamiento del Gobierno del Partido Baaz y la muerte del ex presidente iraquí Saddam Hussein.

Esta invasión generó una crisis humanitaria con abusos de derechos humanos, víctimas civiles y refugiados, la destrucción de valiosos tesoros arqueológicos, un incremento de la insurgencia y estallido de la guerra civil, como también daños a la infraestructura y privatización de los servicios básicos, pero nunca se descubrieron las armas de destrucción masiva.

Tanto en la Guerra de Irak como en la de Afganistán, el Gobierno de Estados Unidos ha gastado alrededor de 600 mil millones de dólares (mismo monto que se necesita para descubrir la cura del cáncer), así como en la seguridad de las 700 bases militares que posee en 130 países del mundo.


teleSUR-Afp-Efe-PL/ dag
Los directores que me enseñan a pensar me resultan admirables...

Los que trafican con mi pensamiento vendiendolo al mejor postor, sólo consiguen que desprecie toda su obra...

(Anónimo de principios del Siglo XXI)

Tuppence

Mensajes: 1027
Registrado: Sab 06 Nov, 2004 01:00

Re: Mujer: La otra parte de la Humanidad

Mensajepor Tuppence » Dom 21 Nov, 2010 21:38

Sé que estábamos más bien por las Aventuras de los Cinco, pero los últimos post me han llevado por los derroteros de “Harry Potter y la piedra filosofal” y aquí me tenéis, atiborrándome de filosofía pura.

Sin muchas explicaciones y al desgaire, se ha dejado caer por aquí que este hilo es una prueba de cargo “de lo acertado del pensamiento de Schopenhauer sobre el carácter de lo femenino”.

Confieso que he leído la frase dos o tres veces. No acababa de entenderla. Ni siquiera me quedaba clara la intención. Pero sí que me producía cierta curiosidad eso de ser parte activa en un pliego de cargo sin saber siquiera quién es el acusado.

Porque una prueba de cargo o inculpatoria es aquella dirigida a demostrar la culpabilidad del encartado en un hecho delictivo. Así que se deduce que, si hay prueba de cargos, es que hay un acusado.

A pesar de lo impreciso de la frase y de que la preposición “sobre” despista un poco (mejor haber utilizado la preposición “contra”), podemos concluir que el reo, el acusado, es “el carácter de lo femenino", sea lo que sea eso del “carácter de lo femenino”.

Así que hay un acusado y hay unas pruebas de cargo. ¿Pero quién es el acusador?

El acusador no es el que ha posteado antes. Ese, a lo sumo, es “un testigo” y además algo esquivo. (No habla en primera persona, no dice “confirmo” sino un impersonal “se confirma”, así que no queda claro si confirma en nombre propio o confirma en nombre de una multitud indeterminada a la que se suma y en -entre- la que se confunde).

El único acusador posible es Shopenhauer. Ya vamos resolviendo el misterio. Porque, a pesar de todo, siempre hay un pequeño misterio que resolver que le da gracia a la aventurilla.

Tenemos acusado, acusador, pliego de cargos y testigo, y además real y medio, como en la canción: Yo tengo real y medio/real y medio/ me compro una cabra/ ay que cabra/ay que cabra/que tengo una cabra/que tengo un cabrito/y siempre me queda real y medio.

Nos falta la acusación. Sepamos algo más de la misma, leyendo al acusador.

Mea culpa, que yo no había leído nunca a Shopenhauer, y después de lo que he visto probablemente no lo lea jamás. Alguna ligera idea, por los apuntes del bachiller, pero poca: el nombre y poco más. He buscado por la red y salen muchas citas. Pero preferí meterme en una biblioteca virtual y echarle una ojeada a uno de sus libros, “El amor, las mujeres y la muerte”,. En la página 51 del mismo, puede leerse:


(Las mujeres)…son inferiores a los hombres en todo lo que atañe a la equidad; a la rectitud y a la probidad escrupulosa. A causa de lo débil de su razón, todo lo que es de presente, visible e inmediato, ejerce en ellas un imperio contra el cual no pueden prevalecer las abstracciones, las máximas establecidas, las resoluciones enérgicas, ni ninguna consideración de lo pasado a lo venidero, de lo lejano a lo ausente. Tienen las primeras y principales cualidades de la virtud, pero les faltan las secundarias y accesorias... Por eso la injusticia es el defecto capital de las naturalezas femeninas. Eso proviene de sus escasos buen sentido y reflexión que hemos señalado; Y lo que agrava aún más este defecto, es que el negarles fuerza la naturaleza, les ha dado como patrimonio la astucia, para proteger su debilidad; y de ahí su falacia habitual y su invencible tendencia al embuste. En león tiene dientes y garras, el elefante y el jabalí colmillos de defensa, cuernos el toro, la sepia tiene su tinte con que enturbiar el agua en torno suyo; la naturaleza no ha dado a la mujer más que el disimulo para defender y protegerse. Esta facultad suple a la fuerza que el hombre toma del vigor de sus miembros y de su razón.


¿Así que era esto? ¡Acabáramos! A estas alturas, no hace falta ni comentarlo. Ya se comenta él solito.
¡¡Desligitimación social para los maltratadores!! El maltratador es un cobarde, un delincuente y puede llegar a ser un ASESINO.
No seas complice.

Piripiflautico
Líder espiritual

Mensajes: 1245
Registrado: Vie 09 Jun, 2006 22:24

Re: Mujer: La otra parte de la Humanidad

Mensajepor Piripiflautico » Dom 21 Nov, 2010 23:47

Bueno, Schopenhauer dijo eso...¿cuando? ¿a mediados del siglo XIX? Igual me columpio con esto, pero, si nos remontamos lo bastante atrás en el tiempo, probablemente cualquier gran hombre (o mujer) haya dicho alguna barbaridad de acuerdo al pensamiento de la época, sea algo machista, o racista, o clasista (o especista, quizás añadan en el futuro con respecto a nosotros mismos)...

De todas formas es curioso cómo en algunos sentidos sus palabras todavía se conservan vigentes en la mentalidad actual, quizás porque en el fondo son perversiones de lo que en realidad sí son diferencias "tangibles" entre hombres y mujeres. Por ejemplo, yo estoy de acuerdo en que para resolver disputas la mujer hace más uso de la astucia que de la fuerza bruta (y al revés en el caso de los hombres, al menos hasta cierto punto). El resto de lo que dice ya me entra más en el terreno de la asnada, pero cambiando las palabras probablemente haya hombres que lo suscribirían...

Avatar de Usuario
alegre

Mensajes: 2220
Registrado: Mié 07 May, 2003 02:00
Ubicación: Valencia

Re: Mujer: La otra parte de la Humanidad

Mensajepor alegre » Lun 22 Nov, 2010 19:40

Este filosofo murío con 84 años y cagandose en su patria: alemania , que ya es decir...

Luego, deduzco, que supo aprender de la vida, de las mujeres y si me apurais, de la muerte.

El capitulo de las mujeres del enlace que nos proporciona "La tuppe" que dirian los catalanes es sin duda espectacular para estos tiempos de obscuridad y supersticion que nos ha tocado vivir:

Spoiler: mostrar
LAS MUJERES
Sólo el aspecto de la mujer revela que no está destinada
ni a los grandes trabajos de la inteligencia, ni a los grandes
trabajes materiales. Paga su deuda a la vida, no con la noción,
sino con el sufrimiento, los dolores del parto, los inquietos
cuidados de la infancia; tiene que obedecer al hombre, ser una
compañera pacienzuda que le serene. No está hecha para los
grandes esfuerzos, ni para las penas a los placeres excesivos.
Su vida puede transcurrir más silenciosa, más insignificante y
más dulce que la del hombre, sin ser por naturaleza mejor ni
peor que éste.
Lo que hace a las mujeres particularmente aptas para
cuidarnos y educarnos en la primera infancia, es que ellas
mismas continúan siendo pueriles, fútiles y limitadas de
inteligencia. Permanecen toda su vida niños grandes, una
especie de intermedio entre el niño y el hombre. Si
observamos a una joven loquear todo el día, bailando y
cantando con él, imaginemos lo que con la mejor voluntad del
mundo haría en su lugar un hombre.
El amor, las mujeres y la muerte
Arturo Schopenhauer
49
En las jóvenes solteras, la naturaleza parece haber
querido hacer lo que en estilo dramático se llama un efecto
teatral. Duran, te algunos años las engalana con una belleza, -
una gracia y una perfección extraordinaria, a expensar de todo
el resto de su vida, a fin de que durante esos rápidos años de
esplendor puedan apoderarse fuertemente de la imaginación
de un hombre y arrastrarle a cargar legalmente con ellas de
cualquier modo. La pura reflexión y la razón no daban
suficiente garantía para triunfar en esta empresa. Por eso la
naturaleza ha armado a la mujer, como a cual, quiera otra, con
las armas y los instrumentos necesarios para asegurar su
existencia y sólo durante el tiempo preciso, porque en esto la
naturaleza obra con su habitual economía. Así cauro la
hormiga hembra, después de unirse con el macho, pierde las
alas que le serían inútiles y hasta peligrosas para el período de
la incubación, así también la mayoría de las veces, después de
dos o tres partos, la mujer pierde su belleza.
De ahí proviene que las jóvenes casaderas miren general,
mente las ocupaciones domésticas o los deberes de su estado
como cosas accesorias y puras -bagatelas, al paso que
reconocen su verdadera vocación por el amor, las conquistas y
todo lo que con ellas se relaciona, vestir, baile, etc.
Cuanto -más noble y acabada es una cosa, más lento y
tardo desarrolla tienen. La razón y la inteligencia del hombre
no llega a su auge hasta la edad de veintiocho años; por el
contrario, en la mujer la madurez de espíritu llega a la de
dieciocho.
Por eso tiene siempre un juicio de dieciocho años, medio
muy estrictamente. Y por eso las mujeres son toda su vida
verdaderos niños.
El amor, las mujeres y la muerte
Arturo Schopenhauer
50
No ven más que lo que tienen delante de los ojos, se fijan
solo en lo presente, toman las apariencias por la realidad y
prefieren las fruslerías a las cosas más importantes. Lo que
distingue al hombre del animal es la razón. Confinado en el
presente, se vuelve hacia el pasado y sueña con el porvenir; de
aquí su procedencia, sus cuidados, sus frecuentes aprensiones.
La débil razón de la mujer no participa de esas ventajas ni
de esos inconvenientes. Padece miopía intelectual que, por
una especie de intuición, la permite ver de un modo penetrante
las cosas próximas; pero su horizonte es muy pequeño y se le
escapan las cosas lejanas. De ahí viene el que todo cuanto no
es inmediato, o sea lo pasado y lo venidero, obre más
débilmente sobre la mujer que sobre nosotros. De ahí también
esa frecuente inclinación a la prodigalidad, que a veces
confina con la demencia.
En el fondo de su corazón, las mujeres se imaginan que
los hombres han venido al mundo para ganar dinero y las
mujeres para gastarlo Si se ven impedidas de hacerlo mientras
vive su marido, se desquitan después de muerto éste. Y lo que
contribuye a confirmarlas en esta convicción, es que el marido
les da el dinero y les encarga de los gastos de la casa.
Tantas partes defectuosas se compensan, sin embargo,
con un mérito. La mujer más absorta por el momento presente,
goza más de él que nosotros. De ahí esa jovialidad que les es
propia y las hace ser capaces de distraer y a veces consolar al
hombre abrumado de preocupaciones y penas.
En las circunstancias difíciles no hay que desdeñar la
costumbre de recurrir, como en otros tiempos los germanos, al
consejo de las mujeres; porque tienen una manera de concebir
las cosas enteramente diferente de la nuestra. Van derechas al
El amor, las mujeres y la muerte
Arturo Schopenhauer
51
fin por camino más corto; porque, en general, sus miradas se
detienen en lo que está a su mano. Por el contrario, nuestra
mirada pasa sin fijarse por encima de las cosas que se nos
meten por los ojos, y buscan mucho más allá. Necesitamos
que se nos traiga a una manera de ver más sencilla y más
rápida. Añádase a eso que las mujeres tienen positivamente un
juicio más aplomado y no ven en las cosas nada más que lo
que hay en ellas en realidad: al paso que nosotros, por influjo
de nuestras pasiones excitadas, amplificamos los objetos y nos
fingimos quimeras.
Las mismas aptitudes nativas explican la conmiseración,
la humanidad, la simpatía que las mujeres manifiestan por los
desgraciados. Pero son inferiores a los hombres en todo lo que
atañe a la equidad; a la rectitud y a la probidad escrupulosa. A
causa de lo débil de su razón, todo lo que es de presente,
visible e inmediato, ejerce en ellas un imperio contra el cual
no pueden prevalecer las abstracciones, las máximas
establecidas, las resoluciones enérgicas, ni ninguna
consideración de lo pasado a lo venidero, de lo lejano a lo
ausente. Tienen las primeras y principales cualidades de la
virtud, pero les faltan las secundarias y accesorias... Por eso la
injusticia es el defecto capital de las naturalezas femeninas.
Eso proviene de sus escasos buen sentido y reflexión que
hemos señalado; Y lo que agrava aún más este defecto, es que
el negarles fuerza la naturaleza, les ha dado como patrimonio
la astucia, para proteger su debilidad; y de ahí su falacia
habitual y su invencible tendencia al embuste. En león tiene
dientes y garras, el elefante y el jabalí colmillos de defensa,
cuernos el toro, la sepia tiene su tinte con que enturbiar el
agua en torno suyo; la naturaleza no ha dado a la mujer más
El amor, las mujeres y la muerte
Arturo Schopenhauer
52
que el disimulo para defender y protegerse. Esta facultad suple
a la fuerza que el hombre toma del vigor de sus miembros y de
su razón.
El disimulo es innato en la mujer, lo mismo en la más
aguda que en la más torpe. Es en ella tan natural su uso en
todas ocasiones, como en un animal atacado el defenderse al
punto con sus armas naturales. Obrando así, tiene hasta cierto
punto conciencia de sus derechos, lo cual hace que sea casi
imposible encontrar una mujer absolutamente verídica y
sincera.
Por eso precisamente es por lo que con tanta facilidad
compren, de el disimulo ajeno, y por lo que no es fácil usarlo
con ella.
De este defecto fundamental y de sus consecuencias
nacen la falsía, la infidelidad, la traición, la ingratitud, etc. Las
mujeres perjuran ante los tribunales con mucha más
frecuencia que los hombres, y sería cuestión de saber si debe
admitírselas a prestar juramento. Ocurre de vez en cuando que
señoras a quienes nada les falta son sorprendidas en los
almacenes en flagrante delito de robo.
Los hombres jóvenes, hermosos, robustos, están
destinados por la naturaleza a propagar la especie humana, a
fin de que ésta no degenere. Tal es la firme voluntad que la
naturaleza expresa por medio de las pasiones de las mujeres.
Con seguridad, ésta es la más antigua y poderosa de todas las
leyes. ¡Pobres, pues, de los intereses y derechos que se le
pongan por obstáculos! Cuando llegue el momento, suceda lo
que quiera, serán hollados sin misericordia.
La moral secreta, inconfesa y hasta inconsciente pero
innata de las mujeres, consiste en estor "Tenemos fundado
El amor, las mujeres y la muerte
Arturo Schopenhauer
53
derecho a engañar a quienes se imaginan que, proveyendo
económicamente a nuestra subsistencia, pueden confiscar en
provecho suyo los derechos de la especie. A nosotras es a
quienes se nos han confiado; en nosotras descansa la
constitución y la salud de la especie, la creación de la
generación futura; a nosotras nos incumbe trabajar para ello
con toda conciencia".
Pero las mujeres no se interesan de ningún modo in
abstracto por ese principio superior; solamente lo comprenden
in concreto, y cuando se presenta ocasión no tienen más
manera de expresarlo que su manera de obrar. En este punto
su conciencia las deja mucha más tranquilas de lo que se
pudiera creer, porque en el fondo más oscuro de su corazón
sienten vagamente que al hacer traición a sus deberes para con
el individuo, los llenan tanto mejor para con la especie, que
tienen derecho infinitamente superiores.
Como las mujeres únicamente han sido creadas para la
propagación de la especie, y toda su vocación se concentra en
ese punto, viven más para la especie que para los individuos, y
toman más a pecho los intereses de la especie que los intereses
de los in, dividuos. Esto es lo que da a todo su ser y a su
conducta cierta ligereza y mires opuestas a las del hombre. Tal
es el origen de esa desunión tan frecuente en el matrimonio,
que ha llegado a ser casi normal.
Los hombres son naturalmente indiferentes entre si; las
mujeres son enemigas por naturaleza. Esto debe depender de
que el odium fiuiinum, la rivalidad, que está restringida entre
los hombres a los de cada oficio, abarca en las mujeres a toda
la especie, porque todas ellas no tienen más que un mismo
El amor, las mujeres y la muerte
Arturo Schopenhauer
54
oficio y un mismo negocio. Basta que se encuentren en la
calle para que crucen miradas de guelfos y gobelinos.
Salta a los ojos que en la primera entrevista de dos
mujeres hay más contención, disimulo y reserva, que en una
primera entrevista entre hombres.
Adviértase, además, que, en general, el hombre habla con
algunas atenciones y cierta humanidad a sus subordinados,
hasta a los más ínfimos; pero es insoportable ver con qué
altanería se dirige una mujer de sociedad a una mujer de clase
inferior, cuando no está a su servicio. Quizá dependa esto de
que entre mujeres son infinitamente más grandes las
diferencias de alcurnia que entre los hombres, y esas
diferencias pueden con facilidad modificarse o suprimirse.
La posición social que ocupa un hombre depende de mil
consideraciones; para las mujeres, una sola circunstancia
decide su posición: el hombre a quien ha sabido agradar. Su
única función las pone bajo un pie de igualdad mucho más
marcado, y por eso tratan de crear ellas entre si diferencias de
categorías.
Preciso ha sido que el entendimiento del hombre se
obscureciese por el amor para llamar bello a ese sexo de corta
estatura, estrechos hombros, anchas caderas y piernas cortas.
Toda su belleza reside en el instinto del amor que nos empuja
a ellas. En vez de llamarle bello, hubiera sido más justo
llamarle inestético.
Las mujeres no tienen el sentimiento ni la inteligencia de
la música, así como tampoco de la poesía y las artes plásticas.
En ellas todo es pura imitación, puro pretexto, pura afectación
explotada por su deseo de agradar. Son incapaces de tomar
parte con desinterés en nada, sea lo que fuere, y he aquí la
El amor, las mujeres y la muerte
Arturo Schopenhauer
55
razón. El hombre se esfuerza en todo por dominar
directamente, ya por la inteligencia, ya por la fuerza; la mujer,
por el contrario, siempre y en todas partes está reducida a una
dominación en absoluto indirecta; es decir, sobre él ejerce una
influencia inmediata. Por consiguiente, la naturaleza lleva a
las mujeres a buscar en todas las cosas un medio de conquistar
al hombre, y el interés que parecen tomarse por las cosas
exteriores siempre es un fingimiento, un rodeo, es decir, pura
coquetería y pura monada. Rousseau lo ha dicho: "Las
mujeres, en general, no aman ningún arte, no son inteligentes
en ninguno, y no tienen ningún genio. Basta observar, por
ejemplo, lo que ocupa y atrae su atención en un concierto, en
la ópera o en la comedia; advertir el descaro con que
continúan su cháchara en los lugares más hermosos de las más
grandes obras maestras. Si es cierto que los griegos no
admitían a las mujeres en los espectáculos, tuvieron mucha
razón; a lo menos, en sus teatros se podría oír alguna cesa".
En nuestro tiempo, al mulie taceat in ecclesia convendría
añadir un taceat mullier in theatro, o bien sustituir un precepto
por otro, y colgar éste, en grandes caracteres, sobre el telón
del escenario.
Pero, ¿qué puede esperarse de las mujeres, si se reflexiona
que en el mundo entero no ha podido producir este sexo un
solo ingenio verdaderamente grande, ni una sola completa y
original en las bellas artes, ni un solo trabajo de valor
duradero, sea en lo que fuere? Esto es muy notable en la
pintura. Son tan aptas como -nos, otros para aprender la parte
técnica y cultivan con asiduidad este arte, sin poder gloriarse
de una sola obra maestra, precisamente porque les falta
aquella objetividad del espíritu que es necesaria, sobre todo
El amor, las mujeres y la muerte
Arturo Schopenhauer
56
para la pintura. No pueden salir de si mismas. Por eso las
mujeres vulgares ni siquiera son capaces de sentir sus
bellezas, porque natura non facit sutus. En su célebre obra
Examen de ingenios para las ciencias -que tiene más de
trescientos años de fecha- rehúsa Huarte a las mujeres toda
capacidad superior.
Excepciones aisladas y parciales no cambian las cosas en
nada: tomadas en conjunto, las mujeres son y serán las
nulidades más cabales e incurables.
Gracias a nuestra organización social absurda en el
mayor grado, que las hace participar del título y la situación
del hombre, por elevados que sean, excitan con
encarnizamiento las menos nobles ambiciones de éste; y por
una consecuencia natural de este absurdo, su dominio y el
tono que imponen ellas corrompen la sociedad moderna.
Debiera tomarse como norma esta sentencia de Napoleón
Iº "Las mujeres no tienen categoría".
Chamfort dice también con mucha exactitud: "Están
hechas para comerciar con nuestras debilidades y con nuestra
locura, pero no con nuestra razón. Existen entre ellas y los
hombres simpatías de epidermis y muy pocas simpatías de
espíritu, de alma y de carácter".
Las mujeres son el sexus sequior, el sexo segundo desde
todos los puntos de vista, hecho para estar a un lado y en
segundo termino. Cierto que se deben tener consideraciones a
su debilidad; pero es ridículo rendirles pleito-homenaje, y eso
mismo nos degrada a sus ojos. La naturaleza, al separar la
especie humana en dos categorías, no ha hecho iguales las
partes.
El amor, las mujeres y la muerte
Arturo Schopenhauer
57
Esto es lo que han pensado en todo tiempo los antiguos y
los pueblos de Oriente, que se daban mejor cuenta del papel
que conviene a las mujeres que nosotros con nuestra galantería
a la antigua moda francesa y nuestra estúpida veneración, que
es el despliegue más completo de la necedad germanocristiana.
Esto no ha servido más que para hacerlas tan
arrogantes y tan impertinentes. A veces me hacen pensar en
los monos sagrados de Benarés, los cuales tienen tal
conciencia de su dignidad sacrosanta y de su inviolabilidad,
que todo se lo creen permitido.
La mujer en Occidente, lo que se llama la señora, se
encuentra en una posición enteramente falsa. Porque la mujer,
el sexus sequior de los antiguos, no está en manera ninguna
formada para inspirar veneración y recibir homenajes, ni para
llevar la cabeza más alta que el hombre, ni para tener iguales
derechos que éste.
Las consecuencias de esta falsa posición son harto
evidentes. Sería de desear que en Europa se volviese a su
puesto natural a ese número dos de la especie, humana y que
se suprimiera la señora, objeto de mofa para el Asia entera, y
de la cual también se hubieran burlado Roma y Grecia.
Desde el punto de vista político y social, esta reforma
sería un verdadero beneficio. El principio de 1a ley sálica es
tan evidente, tan indiscutible, que parece inútil formularlo. Lo
que se llama propiamente la dama europea es una especie de
ser que no debiera existir. No debería haber en el mundo más
que mujeres de interior, aplicadas a los quehaceres
domésticos, y jóvenes solteras aspirantes a ser lo que aquéllas,
que se formasen, no en la arrogancia, sino en el trabajo y en la
sumisión.
El amor, las mujeres y la muerte
Arturo Schopenhauer
58
Precisamente porque hay damas en Europa es por lo que
las mujeres de la clase inferior, es decir, la gran mayoría, son
infinitamente más dignas de lástima que en el Oriente.
Lord Byron, dice así: "Meditado en la situación de las
mujeres bajo los antiguos griegos y es bastante conveniente.
Es estado actual, resto de la barbarie feudal de la Edad Media,
es artificial y contrario a la naturaleza. Las mujeres debieran
ocuparse en los quehaceres de su casa; se las debería alimentar
y vestir bien, pero no mezclarlas en la sociedad. También
deberían estar instruidas en la religión; pero ignorar las
poesías y la política; no leer más que libros devotos y de
cocina. Música, dibujo, baile, y también un poco de jardineo y
labores del campo de tiempo en tiempo. Las he visto en Epiro
trabajar con fruto en el arreglo de los caminos. ¿Y por qué no?
¿No barren las hojas secas y extienden el heno para que se
seque? ¿No son lecheras?
Las leyes que rigen al matrimonio en Europa suponen a la
mujer igual al hombre, y así tienen un punto de partida falso.
En nuestro hemisferio monógamo, casarse es perder la
mitad de sus derechos y duplicar sus deberes. En todo caso;
puesto que las leyes han concedido a las mujeres los mismos
derechos que a los hombres, hubieran debido también
conferirles una razón viril.
Cuántos más derechos y honores superiores a su mérito
confieren las leyes a las mujeres, más restringen el número de
las que en realidad participan de esos favores; y quitan a las
demás sus derechos naturales en la misma proporción que a
unas cuantas privilegiadas se los han dado excepcionales.
La ventaja que la monogamia o las leyes resultantes de
ella conceden a la mujer, proclamándola igual al hombre
El amor, las mujeres y la muerte
Arturo Schopenhauer
59
produce la consecuencia de que los hombres sensatos y
prudentes vacilan a menudo en dejarse arrastrar a un sacrificio
tan grande, a un pacto tan desigual.
En los pueblos polígamos cada mujer encuentra alguien
que cargue con ella; entre nosotros por el contrario, es muy
restringido el número de las mujeres casadas y hay infinito
número de mujeres que permanecen sin protección, solteronas
que vegetan tristemente en las clases altas de la sociedad,
pobres criaturas sometidas a rudos y penosos trabajos en las
filas inferiores. O bien, sé truecan en miserables prostitutas,
que arrastran uña vida vergonzosa y se ven conducidas por la
fuerza de las circunstancias a formar una especie de clase
pública y reconocida, cuyo fin especial es el de preservar de
los riesgos de seducción a las felices mujeres que han pescado
marido o que pueden esperarlo. Solo en la ciudad de Londres
hay ochenta mil mujeres públicas, verdaderas víctimas de la
monogamia, cruelmente- inmoladas en el altar del
matrimonio. Todas esas infelices son la comprensión
inevitable de la dama europea, con su arrogancia y sus
pretensiones. Por eso la poligamia es un verdadero beneficio
para las mujeres, consideradas en conjunto.
Además, desde el punto de vista racional, no se ve
por qué cuando una mujer sufre algún mal crónico, o no tiene
hijos, o se ha hecho vieja, no había de tomar su marido otra
más. Lo que dio prestigio a los mormones, fue precisamente la
supresión de esta monstruosa monogamia.
Al conceder a la mujer derechos superiores a su
naturaleza, se le han impuesto deberes también por encima de
su naturaleza. De ahí demanda para ella una fuente de
desdichas. En efecto, esas exigencias de clase y de fortuna son
El amor, las mujeres y la muerte
Arturo Schopenhauer
60
tan pesadas, que el hombre que se casa comete una
imprudencia si no hace un casamiento brillante Si desea
encontrar una mujer que le guste por completo, la buscará
fuera del matrimonio, y se limitará a asegurar la suerte de su
querida y la de sus hijos.
Si la mujer cede sin exigir en rigor los derechos
exagerados que solo el matrimonio le concede, entonces
pierde el honor, por, que el matrimonio es la base de la
sociedad civil, y se prepara una triste vida, porque está en la
naturaleza de los hombres el preocuparse desmedidamente de
la opinión de los demás. Si, por el contrario, la mujer resiste,
corre el riesgo de apencar con un marido que le desagrade o el
de secarse en su sitio quedándose para vestir santos.
Desde este punto de vista de la monogamia conviene leer
el profundo y sabio tratado de Thomasius De Corcubinatu. En
él se ve que en todos los pueblos civilizados de todos los
tiempos, hasta la Reforma, el concubinato ha sido una
institución admitida, hasta cierto punto legalmente reconocida,
y de ningún modo deshonrosa. La reforma luterana fue quien
la hizo descender de su categoría, porque encontró en ella una
justificación para el matrimonio de los clérigos y la Iglesia
católica no pudo quedarse atrás en este punto.
Es inútil disputar acerca de la poligamia, puesto que de
hecho existe en todas partes y solo se trata de organizarla.
¿Dónde se encuentran verdaderos monógamos? Todos, a
lo menos durante algún tiempo, y la mayoría casi siempre,
vivimos en la poligamia.
Si todo hombre tiene necesidad de varias mujeres, justo
es que sea libre y hasta que se le obligue a cargar con varias
mujeres. Estas quedarán de ese modo reducidas a su verdadero
El amor, las mujeres y la muerte
Arturo Schopenhauer
61
papel, que es el de un ser subordinado; y verá desaparecer de
este mundo la dama, ese monstruo de la civilización europea y
de la estolidez germano-cristiana, con sus ridículas
pretensiones al respeto y al honor. ¡No más señoras, pero
también no más esas infelices mujeres que llenan al presente
la Europa!...
Es evidente que por naturaleza la mujer está destinada a
obedecer. Y prueba de ello que la que está colocada en ese
estado de independencia absoluta, contrario a su naturaleza, se
enreda en seguida, no importa con qué hombre, por quien se
deja dirigir y dominar, porque necesita un amo. Si es joven,
toma un amante; si es vieja, un confesor.
El matrimonio es una celada que nos tiende la
naturaleza.
El honor de las mujeres, lo mismo que el honor de los
hombres, es un "espíritu de cuerpo" bien entendido. En la vida
de las mujeres las relaciones sexuales son el gran negocio. El
honor consiste para una joven soltera en la confianza que
inspire su inocencia, y para una mujer casada en la fidelidad
que tenga a su marido.
Las mujeres esperan y exigen de los hombres todo lo que
ellas necesitan y apetecen. El hombre, en el fondo, no exige de
la mujer más que una sola cosa.
Así, pues las mujeres tienen que amañárselas de tal modo
que los hombres no pueden obtener de ellas esa cosa única
sino a cambio de encargarse de ellas y de los hijos futuros. De
la maña que se den depende la felicidad de todas las mujeres.
Para obtenerlas, es preciso que se sostengan entre si y den
pruebas de espíritu de cuerpo.
El amor, las mujeres y la muerte
Arturo Schopenhauer
62
Por eso marchan como una sola mujer, en apretadas filas
al encuentro del ejército de los hombres, quienes, gracias al
predominio físico e intelectual, poseen todos los bienes
terrenales. El hombre: he ahí el enemigo común que se trata
de vencer y conquistar, a fin de llegar con esta victoria a
poseer los bienes de la tierra.
La primera máxima del honor femenino ha sido, pues,
que es preciso rehusar sin misericordia al hombre todo
comercio ilegítimo, a fin de obligarle al matrimonio como una
especie de capitulación, único medio de proveer a toda la
gente femenina.
Para conseguir ese resultado, debe respetarse con todo
rigor la precedente máxima. Todas las mujeres, con verdadero
espíritu corporativo, velan por su ejecución.
Una joven soltera que ha caído, se ha hecho culpable de
traición hacia todo su sexo; porque si ese acto se generaliza,
quedaría comprometido el interés común. La expulsan de la
comunidad, se la cubre de vergüenza, y de ese modo se entera
de que ha perdido su honor. Toda mujer debe huir de ella
como de una apestada.
La misma suerte espera a la mujer adúltera, porque ha
faltado por el marido. Su ejemplo es de tal naturaleza, que
retraería a los hombres de firmar semejante tratado, y de éste
depende la salud de todas las mujeres.
Aparte de este honor particular de su sexo, la mujer
adúltera pierde también su honor civil, porque su acto es un
engaño, una grosera falta a la fe jurada. Puede decirse con
alguna indulgencia "una joven soltera seducida"; no se dice
"una casada seducida".
El amor, las mujeres y la muerte
Arturo Schopenhauer
63
El seductor puede devolver el honor a la primera con el
matrimonio; no puede devolvérselo a la segunda, ni aún
después del divorcio.
Viendo con claridad las cosas, reconoce, pues que el
principio del honor de las mujeres es un espíritu de cuerpo
útil, indispensable, pero bien calculado y fundado en el
interés. No puede negarse su extremada importancia en el
destino de la mujer; pero no puede atribuírsele un valor
absoluto más allá de la vida y de los fines de la vida, y que
merezca que se le sacrifique en holocausto la vida misma...
Lo que prueba de una manera general que el honor de las
mujeres no tiene un origen verdaderamente conforme con la
naturaleza es el número de sangrientas víctimas que se le
ofrecen, infanticidios, suicidios de madres. Si una joven
soltera que toma un amante comete una verdadera traición
hacia su sexo, no olvidemos que el pacto femenino podrá
haber sido aceptado tácitamente, pero sin compromiso formal
por parte de ella. Y como en la mayoría de los casos ella es la
primera víctima, su locura es infinitamente más grande que su
perversidad..


Francamente, muchas cosas han cambiado, incluso bajo la perspectiva de clase dominante que aporta el filosofo, pero otras, Ay amigos... otras no han cambiado ni un ápice :roll:
Los directores que me enseñan a pensar me resultan admirables...

Los que trafican con mi pensamiento vendiendolo al mejor postor, sólo consiguen que desprecie toda su obra...

(Anónimo de principios del Siglo XXI)

Tuppence

Mensajes: 1027
Registrado: Sab 06 Nov, 2004 01:00

Re: Mujer: La otra parte de la Humanidad

Mensajepor Tuppence » Lun 22 Nov, 2010 21:02

¡¡Desligitimación social para los maltratadores!! El maltratador es un cobarde, un delincuente y puede llegar a ser un ASESINO.
No seas complice.

Avatar de Usuario
alegre

Mensajes: 2220
Registrado: Mié 07 May, 2003 02:00
Ubicación: Valencia

Re: Mujer: La otra parte de la Humanidad

Mensajepor alegre » Lun 22 Nov, 2010 21:44

Con este enfoque se repiten más que con el descabezamiento de ETA.





Siceramente te pregunto, Tuppence:

¿Cuanta parte de culpa tiene el efecto llamada?
Los directores que me enseñan a pensar me resultan admirables...

Los que trafican con mi pensamiento vendiendolo al mejor postor, sólo consiguen que desprecie toda su obra...

(Anónimo de principios del Siglo XXI)

Tuppence

Mensajes: 1027
Registrado: Sab 06 Nov, 2004 01:00

Re: Mujer: La otra parte de la Humanidad

Mensajepor Tuppence » Lun 22 Nov, 2010 22:28

No lo sé. Quizá tenga alguno, aunque probablemente no tanto como otras cosas: la cultura de la supremacia de lo masculino, por ejemplo.

Y, ahora, igual de sinceramente, te pregunto yo a ti: ¿Cuánta parte de culpa crees tú que tiene el efecto de presentar a la mujer como una ciudadana de segunda fila, taimada, engañadora, de pocas luces, que no ve más allá de lo inmediato y que sólo está hecha para tener hijos, cuidar a la prole o proporcionar placer a los varones?
¡¡Desligitimación social para los maltratadores!! El maltratador es un cobarde, un delincuente y puede llegar a ser un ASESINO.
No seas complice.

Avatar de Usuario
alegre

Mensajes: 2220
Registrado: Mié 07 May, 2003 02:00
Ubicación: Valencia

Re: Mujer: La otra parte de la Humanidad

Mensajepor alegre » Mar 23 Nov, 2010 20:33

el "sólo" lo pones tú.

Lo más asombroso del filosofo es como reconoce la dependencia del hombre ante la mujer.

Ni aún en aquella época nadie ignoró quien manda...
Los directores que me enseñan a pensar me resultan admirables...

Los que trafican con mi pensamiento vendiendolo al mejor postor, sólo consiguen que desprecie toda su obra...

(Anónimo de principios del Siglo XXI)

Tuppence

Mensajes: 1027
Registrado: Sab 06 Nov, 2004 01:00

Re: Mujer: La otra parte de la Humanidad

Mensajepor Tuppence » Jue 25 Nov, 2010 16:54

25 de noviembre: Día Internacional contra la violencia de género


Dinos por qué sí crees que podemos acabar con la violencia de género
Tu mensaje es necesario
Sí, porque todas las personas suman…
Sí, porque a ti también te afecta…
Sí, porque mientras exista la violencia de género, todas y todos sufrimos su impacto y mivimos sus consecuencias.
http://undiaparadecirsi.com/
¡¡Desligitimación social para los maltratadores!! El maltratador es un cobarde, un delincuente y puede llegar a ser un ASESINO.
No seas complice.

Avatar de Usuario
Jacob
Exprópiese

Mensajes: 8845
Registrado: Jue 01 Jul, 2004 02:00
Ubicación: Where no one has gone before!

Re: Mujer: La otra parte de la Humanidad

Mensajepor Jacob » Vie 26 Nov, 2010 11:49



You gotta be fortunate
You gotta be lucky now
I was just sitting here
Thinking good and bad
But I´m the kinda woman
That was built to last
They tried erasing me
But they couldn´t wipe out my past
To save my child
I´d rather go hungry
I got all of Ethiopia
Inside of me
And my blood flows
Through every man
In this godless land
That delivered me
I´ve cried so many tears even the blind can see

Chorus:
This is a woman´s world.
This is my world.
This is a woman´s world
For this man´s girl.
There ain´t a woman in this world,
Not a woman or a little girl,
That can´t deliver love
In a man´s world.

I´ve born and I´ve bread.
I´ve cleaned and I´ve fed.
And for my healing wits
I´ve been called a witch.
I´ve crackled in the fire
And been called a liar.
I´ve died so many times
I´m only just coming to life.

Chorus

My blood flows
Through every man and every child
In this godless land
That delivered me
I cried so many tears even the blind can see

Avatar de Usuario
alegre

Mensajes: 2220
Registrado: Mié 07 May, 2003 02:00
Ubicación: Valencia

Re: Mujer: La otra parte de la Humanidad

Mensajepor alegre » Lun 29 Nov, 2010 20:32

En mi opinion, los hombres de bien, que debemos ser el 99,9999% del total, estamos ya bastante afectados por una criminalizacion, tanto semántica como judicial que no nos merecemos.

Creo que este medio de control de masas que ha acabado con el nombre de violencia machista (ha tenido varios nombres, pero supongo que no se consideraban bastante acusatorios, y esto es como la droga dura, siempre hace falta más aunque otros nombres fueran mas razonables), digo que a pasado el limite de la credibilidad.

Es lamentable pero los culpables de este flagelo son sin duda, aquellos que han orquestado atraves de unos medios normalmente pacatos para otros males, una carga de odio inusual.

Que esos palos carguen con sus velas que han conseguido acabar tapando el mirar igualitario que dio la generación de lo s 60-70-80.

¡qué hipocritas tienen que ser para asombrase de que la juventud de los 90 y del sigloXXI sea la peor en decadas!
Los directores que me enseñan a pensar me resultan admirables...

Los que trafican con mi pensamiento vendiendolo al mejor postor, sólo consiguen que desprecie toda su obra...

(Anónimo de principios del Siglo XXI)

Tuppence

Mensajes: 1027
Registrado: Sab 06 Nov, 2004 01:00

Re: Mujer: La otra parte de la Humanidad

Mensajepor Tuppence » Mié 01 Dic, 2010 18:24

La serie televisiva “50 años de…” está dedicada a la evolución de la sociedad española en el último medio siglo, sobre la base de imágenes del archivo audiovisual de TVE

Este capítulo, de una duración proximada de 25 minutos, está dirigido por Isabel Coixet y se titula: “50 años de... la mujer, cosa de hombres”.

http://www.rtve.es/mediateca/videos/20100513/50-anos-mujer-cosa-hombres-13-05-10/771004.shtml
¡¡Desligitimación social para los maltratadores!! El maltratador es un cobarde, un delincuente y puede llegar a ser un ASESINO.
No seas complice.

Avatar de Usuario
Blomac

Mensajes: 1535
Registrado: Jue 10 Jun, 2004 02:00
Ubicación: Corriendo detrás de la Tecnología...

Re: Mujer: La otra parte de la Humanidad

Mensajepor Blomac » Vie 25 Feb, 2011 19:18

A buenas horas se enteran estos de la ONU. Por poner un ejemplo es bien sabido que sólo se confía en la mujer para levantar África.
De todas formas, la creación de este departamento es una muy buena noticia; como mínimo da visibilidad al problema mundial y más aún con el auge de radicalismos religiosos que no representan más que pasos atrás en el desarrollo de los derechos de las mujeres.
Recientemente, y a razón de el derrocamiento de gobiernos autoritarios en el norte de África, se vienen produciendo declaraciones de recien llegados al poder de que no hay intención de aplicar la sharia. Qué incongruencia: viva la democracia y viva la sharia, lo que faltaba!

En fin, la noticia:

Naciones Unidas inaugura la primera agencia dedicada a la mujer
La organización fue creada en junio del 2010 para consolidar cuatro organismos dedicados al progreso y contra el machismo
YOLANDA MONGE - Washington - 25/02/2011

La sede de Naciones Unidas en Nueva York se visitó anoche de largo para una inauguración histórica, la de la nueva organización ONU Mujeres. La infanta Doña Cristina, en calidad de presidenta del Instituto de Salud de Barcelona, asistió al nacimiento del nuevo organismo. Al frente de la Entidad de Naciones Unidas para la Igualdad de Género de las Mujeres, que aglutina a cuatro órganos de la ONU ya existentes, está la expresidenta de Chile Michelle Bachelet, que arrancó aplausos con su intervención en la ceremonia al recordar su trayectoria: "Mi propia experiencia me ha demostrado que no hay límites a lo que puede conseguir una mujer", dijo.


En la gala intervino también el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, que prometió ayudar a la nueva agencia de "todas las formas que pueda y con cada onza de energía y compromiso". La infanta Cristina, por su parte, instó en su intervención a concebir las inversiones en el desarrollo de la mujer como beneficios para sus familias, comunidades y países, ya que, según señaló, la mujer es "un agente clave de cambio" para la sociedad.

Bachelet calentaba motores un día antes de la inauguración al pronunciar un discurso en una cumbre sobre mujeres celebrada en la sede de Naciones Unidas -llamada Comisión sobre el Estatus de las Mujeres y que durará hasta el 4 de marzo-. Para la primera mujer en llegar a la presidencia de Chile, en el mundo hay demasiadas mujeres que son víctima del tráfico de personas, que son obligadas a abandonar sus estudios y casarse pronto y en ocasiones en contra de su voluntad. Todas ellas carecen de leyes que las protejan.

"La desigualdad entre el hombre y la mujer y la discriminación impiden avanzar en el desarrollo, la paz, la seguridad, y el cumplimiento de los derechos humanos", dijo Bachelet durante la cumbre, que este año tocará temas como el acceso de las niñas a la educación y la erradicación de la violencia y discriminación contra las más pequeñas. La primera directora ejecutiva de ONU Mujeres ha prometido enfocar su trabajo en aumentar la voz de la mujer en los sectores de liderazgo y luchar por poner fin a la violencia contra las mujeres.

La agencia ONU Mujeres fue creada en junio del 2010 por el secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki Moon, para consolidar cuatro organismos de la ONU dedicados al progreso y bienestar de la mujer, pero la organización inició su trabajo en enero. Bachelet dijo que la agencia aún está contratando personal y analizando sus recursos.

Los Estados miembros de la ONU acordaron de manera unánime crear la nueva organización en respuesta a las constantes demandas de las activistas por los derechos de las mujeres. Una de las críticas que ya se hacen a ONU Mujeres es que algunos de los países que componen la organización son precisamente Estados que no respetan los derechos de las mujeres.

Bachelet finalizó en marzo del año pasado su mandato presidencial en Chile con uno de los índices de popularidad más altos de la historia del país. La defensa de los derechos de las mujeres fue uno de los temas por los que luchó durante su presidencia. ONU informa que la nueva organización trabajará con un presupuesto inicial de 500 millones de dólares anuales y pidió que las naciones que apoyaron su creación se comprometan a invertir más.

La nueva agencia integra en una única entidad a organismos especializados como el Fondo de la ONU para el Desarrollo de la Mujer (Unifem), la División de la ONU para el Avance de la Mujer y el Instituto Internacional de Investigaciones y Capacitación para la Promoción de la Mujer, así como de la Oficina del Asesor Especial en Asuntos de Género.


Mi confianza en la ONU es más bien poca habida cuenta de la corrupción e inoperancia que la caracterizan, pero algo es algo, no?

Por cierto, anteayer 3 de una tacada. Tres mujeres muertas a manos de su pareja o ex-pareja. Vamos bien :cry:

Saludos,

Blomac

Tuppence

Mensajes: 1027
Registrado: Sab 06 Nov, 2004 01:00

Re: Mujer: La otra parte de la Humanidad

Mensajepor Tuppence » Mar 08 Mar, 2011 15:16

Día internacional de la mujer. 8 de marzo
«La igualdad de acceso a la educación, la capacitación y la ciencia y la tecnología: Camino hacia el trabajo decente para la mujer».


:) Cierto, Blomac. A buenas horas, aunque más vale tarde que nunca. Lo de "decente", también queda un poco así. (Por cierto, hola, Blomac).


Por lo que respecta a España, y al hilo de los últimos y cotidianos sucesos:

Imagen
¡¡Desligitimación social para los maltratadores!! El maltratador es un cobarde, un delincuente y puede llegar a ser un ASESINO.
No seas complice.

Tuppence

Mensajes: 1027
Registrado: Sab 06 Nov, 2004 01:00

Re: Mujer: La otra parte de la Humanidad

Mensajepor Tuppence » Sab 09 Abr, 2011 13:03

..El avance de la igualdad genera un rearme del machismo - Un sector de opinión niega la gravedad de las agresiones sexistas y coloca a los hombres como víctimas...

Es la entradilla de un artículo que podéis leer aquí: http://www.elpais.com/articulo/sociedad ... isoc_1/Tes



No es nuevo. Las campañas de descrédito e intoxicación contra la defensa de los derechos de la mujer están a la orden del día. Todos las conocemos. Incluso, alguna vez, puede que hayamos caído, siquiera por un momento, en sus redes. Hay de varios tipos. Algunas son campañas de tipo narcisista, otras de tipo victimista, etc.

Algunas van dirigidas contras las políticas de igualdad/mejora de la situación femenina, ridiculizándolas. Suele adoptar la forma de chistes, burlas, ironías, incluso sarcasmos... Es una buena campaña, porque lleva regalo incluido: Para participar, hay que ponerse siempre en una situación de superioridad intelectual, ser o parecer más listo, y eso siempre sube la autoestima. Es parecido a eso de tirar tomates al payaso, pero con más enjundia. (*)

Otras veces las campañas denuncian la pandemia de denuncias de falsos malos tratos que asola los juzgados. Abogaduchos de poca monta, mujeres resentidas o codiciosas, acusan falsamente, a troche y moche, para conseguir mejores términos en la separación o divorcio o simplemente para vengarse. Incluso circuló la falsa especie -ésta, sí, falsa- de que las estadísticas avalaban la existencia de la epidemia. Las declaraciones de algunos jueces-jueces, de esos que cantan las verdades del barquero, da cierto marchamo de seriedad a las campañas. Luego vienen las estadísticas de verdad y nos dicen el número de casos de divorcio, los motivos aducidos (mayoría: mutuo acuerdo), el número de denuncias por malos tratos en comisaria, el número que llega a los juzgados, etc., y la pandemia queda en lo mismo que la Gripe A, en nada.

Están también las campañas sobre "criminalización" del varón. Los varones sería sospechosos de malos tratos "per se", por el mero hecho de serlo. Así, todos los hombres deben sentirse aludidos ante medidas como el alejamiento, las pulseras de detección, etc. Y llama a los varones a ser dignos e impedir ese atropello. No, señores. No caigamos en la típica falacia del "todo por la parte": los únicos que deben sentirse aludidos, son los maltratadores, no otros. Igual que los demás no nos sentimos aludidos, por ejemplo, por las penas que se contemplan en el códido penal por robo o malversación de fondos, puesto que no somos ladrones ni ladronas dispuestos a apropiarnos de lo ajeno.

Y luego las campañas de descrédito, misóginas directamente, con más o menos virulencia, que van también desde el chiste sexista más o menos prejuicioso hasta la descalificación más virulenta. Aquí están desde las consejas refraneras de la "sabiduría popular" (prejuicios y estereotipos que lo mismo te avisan contra las mujeres que contra la "gente de letras", los borrachos o los forasteros, o lo contrario, los brutos, los abstemios, o los de tu mismo pueblo) hasta la reivindicación más o menos intelectualoide de grandes prohombres de la historia. En este mismo hilo, Vertigo dejó una buena muestra del pensamiento misógino de renombrados filósofos e intelectuales de la historia mundial (el post es casi exhaustivo, pero, vamos, grandes frases misóginas, a título de reflexión más o menos objetiva, podéis encontrarlas a lo largo de todo el hilo). Este tipo de campaña también lleva premio, porque permite al hombre colocarse en un plano superior (más listo, más bueno, incluso más guapo porque en algunas hay mucha homofilia), es pues, una campaña de tipo de narcisista, como la primera. Las otras dos son más bien de tipo victimista

El tema no se agota aquí, porque hay muchos más tipos de campañas. Pero ya seguiremos. Poco a poco.

Un saludo,

(*) Lo de la ridiculización de las "medidas feministas" a veces juega malas pasadas, como aquella vez que Durán i Lleida se rió tanto porque en el presupuesto había partidas sobre "estudios y reconstrucciones de clítoris", presentándolo más o menos como una frivolidad de locuelas que nunca están satisfechas con su cuerpo o como ninfómanas deseosas de orgamos no múltiples sino multi-multi-millonarios. Se olvidaba de que hay cientos de miles de niñas y mujeres con el clítoris amputado (dolores, infecciones; en el mejor de los casos, insensibilidad) por la barbarie cultural-patriarcal. No se reiría tanto, supongo, si las partidas fueran para restaurar manos, pies, piernas amputadas por enfermedades o accidentes. Imagino que Durán y Lleida no se hubiera reído tanto de los estudios que permitieron poner a punto operaciones como la reconstrucción de pene de un joven que sufría carcinoma. En todo caso, me gusta pensar que la palabra "pene" no llevaría a ningún diputado o diputada del Congreso a votar en contra de una partida, y que antes de votar a favor o en contra se asesoría bien del objeto de la misma: restaurar algo importante (clítoris, pene, mano, pie...) en el cuerpo de una persona que sufre destrucción o amputación del mismo.
¡¡Desligitimación social para los maltratadores!! El maltratador es un cobarde, un delincuente y puede llegar a ser un ASESINO.
No seas complice.


Volver a “Off-topic”

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado